EL ORIGEN DE SAN VALENTÍN

El origen de San Valentín es más antiguo de lo que puedas imaginar, no es una invención de las grandes empresas... que sí han aprovechado este día para sacarle provecho, pero en origen no tiene nada que ver con esto.

 

Hay que remontarse a la antigua Roma donde se celebraba la Lupercalia (o Lupercales), una fiesta pagana que abarcaba del 3 al 15 de Febrero. Su nombre deriva supuestamente de lupus (lobo) y de hircus (macho cabrío, un animal impuro).

La fiesta era en honor al fauno Luperco que tomó forma de loba, la conocida loba Luperca que se encargó de amamantar a Rómulo y Remo, los fundadores de Roma.

 

Cada año los miembros más ilustres de la ciudad elegían a una congregación especial de sacerdotes, los Lupercos, estos eran adolescentes que iban vestidos con ropas de animales en peregrinación hasta la famosa higuera donde bajo sus ramas la loba Luperca encontró a Rómulo y Remo.

 

Bajo la higuera un sacerdote sacrificaba una cabra, con su sangre manchaba la frente de los Lupercos y después los limpiaba con un mechón de la cabra mojado en la leche del animal, que habían ordeñado previamente al sacrificio.

Después, los jóvenes se dirigían a la ciudad con unas tiras de cabra bañadas en sangre del animal sacrificado y azotaban a las mujeres que se encontraban a su paso, esto era un ritual de fertilidad para los romanos.

 

Durante los días que duraba esta festividad hombres y mujeres se desnudaban, se emborrachaban y mantenían relaciones. También se dice que subastaban a algunas mujeres para mantener relaciones sexuales durante este periodo de tiempo.

 

La Iglesia quiso acabar con esta costumbre y Gelasio I  la convierte en una fiesta católica en el S.V. d.C.  con el mártir Valentín como representante.

Escoge a este santo que tiene una historia muy particular, el sacerdote Valentín se reveló casando a parejas en contra del emperador Claudio II. Era una época llena de guerras, y este emperador prefería a los hombres jóvenes y solteros para su ejército de élite en sus contiendas. Estos jóvenes no pondrían excusas para unirse al ejercito y tampoco dudarían en la batalla porque no tendrían nada que perder (esposa e hijos). El sacerdote Valentín siguió casando a jóvenes parejas en clandestinidad. Cuando el emperador se enteró lo sentenció a muerte y lo encerró. Durante su encierro se enamora de la hija del carcelero y antes de su decapitación, un 14 de Febrero, la escribe una carta de despedida que la firma con la famosa frase “Con amor, de tu Valentín.” A raíz de esto, San Valentín es considerado el patrón de los enamorados, y el 14 de Febrero su día.

 

De todas formas esta fiesta no se celebró en un primer momento ya que los romanos no acogieron de buen grado este cambio en su festejo y San Valentín y Lupercalia cayeron en el olvido.

 

Pasaron unos mil años hasta que un poeta y filosofo llamado Geoffrey Chaucer escribió un poema que decía que en San Valentín algunos animales se juntaban para encontrar pareja y procrear. Este poema tuvo muy buena acogida en Inglaterra y muchos jóvenes encontraron la inspiración para ofrecer regalos o poemas a sus amadas (o jóvenes casaderas) y conquistarlas este día.

 

Lo demás ya lo conocéis.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Ruth Canchales
Sexóloga y Terapeuta de parejas
Búsqueda por Tags
  • Facebook Black Round

© 2017 por PsiqueBlog. Creado RuthCT

  • Facebook Black Round
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now